Blogia
El Especialista .Desde marzo de 2004.

"Tontos" y "listos"

"Tontos" y "listos" Esto lo mismo suena a adulación pura y dura pero no está en mi ánimo escribir algo adulador hacia Zapatero, protagonista de este mensaje, ni hacia nadie. Ocurre que escribo este mensaje porque ayer se dio una extraña circunstancia (que no me atrevo a calificar como "casualidad"). Tras ver la primera parte de la sesión de investidura me puse a ver "sólo ante el peligro". No lo hice intentando establecer conscientemente comparaciones, ocurre que tengo una copia de la película por aquí desde hace días y ayer me pareció un buen momento para verla. Efectivamente, acerté con lo del momento.

En un momento de la película un tabernero dice del protagonista, el sheriff que encarna Gary Cooper, que ha de reconocer que es valiente pero no "listo" porque los hombres listos son los que saben retirarse a tiempo.

De Zapatero se han dicho muchas cosas pero si algo se ha escuchado con frecuencia de él en la calle ha sido que es "tonto". Recuerdo las burlas de Rodrigo Rato al comienzo de la campaña electoral cuando se refería a él como "ZP" con un tono bastante condescendiente. Ya sabemos que Rato se ve como un "listo", está bastante bien pagado de si mismo, pero de momento no ha logrado ni suceder a Aznar y su partido acaba de perder las elecciones.

En política, como en muchas otras cosas, ocurre que perdemos de vista los hechos y nos fijamos demasiado en las apariencias. El discurso, a menudo conciliador, de Zapatero en el centro del huracán de la política nacional le hizo aparecer ante los ojos de muchos como un "iluso" que caería a la mínima de cambio.

Yo mismo no tenía ninguna esperanza de que el PP perdiese las elecciones y, realmente, pensé de forma bastante pesimista ante el sentido del voto de la gente. Al margen de opciones ideológicas me parecía que si Zapatero perdía estas elecciones era probable que a medio plazo se le desplazara de la dirección del PSOE por "iluso". Esto me preocupaba no tanto por el hecho de que tal o cual dirigente estuviese al frente de tal o cual partido sino porque la gente valorara a los que se dicen "listos": los que aplican la "mano dura" en política.

Sin embargo, el triunfo de Zapatero no era algo tan inesperado por mucho que los "listos" apunten a que no hubiese sido posible sin el 11m. Si hacemos un repaso por los hechos, y no por lo superficial de las apariencias, vemos que la trayectoria de Zapatero es la de un ganador "camuflado". Camuflado incluso tras ese físico encorvado y esa seriedad tan alejada del populismo. Esto de que Zapatero es un ganador puede parecer una afirmación sorprendente para muchos pero, lo dicho, a los hechos me remito.

Los hechos

Zapatero gana el congreso del PSOE en el que es elegido Secretario General frente al "listo" de Bono. Primera victoria .

A continuación apuesta por algo que posiblemente nunca hubiese apostado el equipo de Felipe González: involucrarse en el tema del movimiento político y social contra la guerra de Irak. Frente a este portador de pancartas que es en ese momento Zapatero encontramos al "honorable" Aznar: un políticio que se ve así mismo como un redentor en las Azores, que se regodea de ser amigo personal del emperador del planeta, y que da discursos en el Congreso de los Estados Unidos. Este Aznar, que se ve en un retiro laureado, lanza crispación hasta en sus últimos días y resta credibilidad a Zapatero. En el congreso no le otorga ni la categoría de "adversario" pues dice que no es capaz de liderar ni su propio partido. Resultado: El PSOE gana las elecciones municipales y autonómicas. Segunda victoria.

Sin embargo, los "listos" consideran que en verdad ese triunfo no es tal, sobre todo porque se ve ensombrecido por el fracaso en la Asamblea de Madrid. Lo que, por otra parte, es parcialmente cierto.

El seguiente episodio lo tenemos en Cataluña. Tras las elecciones se ve a Maragall como un político acabado, pese a conseguir la mayoría de los votos. Sin embargo, este acaba siendo investido Presidente de la Generalitat con el apoyo explícito de Zapatero. Esto se logra a pesar de las presiones del sector conservador del PSOE, encabezado por Ibarra y Bono, para que Maragall no pacte con ERC. Al final Cataluña es gobernada por las izquierdas. Tercer triunfo.

Carod-Rovira se entrevista con ETA en Francia. Esto pone en una posición de fragilidad al Gobierno Catalán y a Zapatero por su apoyo al mismo ante el PP y los varones del PSOE. Pocos son los que apuestan por la posibilidad de que el gobierno no se derrumbe. Si eso ocurre esa caída sería percibida como una apuesta equivocada de Zapatero, una ingenuidad más en su trayectoria. El Gobierno catalán sale, con dificultades, adelante.

Finalmente, llega la campaña electoral. Nadie da un duro, incluido el que esto escribe, porque haya una victoria de este PSOE encabezado por ZP. Pese a ello Zapatero sigue insistiendo en temas que le hacen aparecer "blando y tonto" frente a los "duros y listos": Retirada de las tropas, apoyo a la reforma de los estatutos, relanzar el diálogo político, tender puentes a la izquierda parlamentaria (nacionalista y estatal), etcétera.

Llega el 11m y con él la debacle del PP

El gobierno de los "listos" comienza tras el 11m una ofensiva de informaciones que se obstinan en apuntar a ETA como responsable del atentado. Joseph K, el protagonista de "el proceso", al final del libro dice "triste conclusión, la mentira se erige como orden del mundo". Este pensamiento, realista o pesimista (según gustos), parece que no es tan sólido como Frank Kafka sospechaba porque llegado ese momento los "listos" quedan desenmascarados y con el desenmascaramiento, que ellos ven como una "conspiración" hurdida por PRISA pese a que nada dicen de la superinstrumentalización de RTVE, empieza la "sorpresa".

El gobierno de los "listos" ve como gran parte de la sociedad se harta de sus mentiras. Pese a ello deciden no escuchar, deciden huir hacia adelante. Transmiten el mensaje de que la sociedad se ha acobardado frente a los terroristas y que el voto a las izquierdas, sobre todo el voto al PSOE, es un voto de claudicación frente al "terror". No piensan en ningún momento que ese voto responda a un hartazgo de la población por ser conducida sistemáticamente a través de mentiras. Resultado: el "tonto" gana las elecciones. Cuarto triunfo.

En Cataluña el PSC recibe un fuerte aumento de los votos en las elecciones generales, que pone en evidencia a los varones "listos" del PSOE. Quinto triunfo.

La "traición" de ERC en su encuentro de ETA se ve recompensada con un aumento de votos que le hace pasar de uno a ocho diputados en el Parlamento español y el PP, el partido de los "listos", desciende en votos y en escaños en Cataluña y en el País Vasco. El frentismo disgregador ante los nacionalistas acaba pasando factura.

Izquierda Unida ve bajar su representación en escaños de diez a cinco diputados. Esto no tanto por el número de votos, en este sentido es la tercera fuerza política de España con más de un millón de votantes (el PP obtiene unas ocho veces más pese a que su número de diputados sea unas diez veces mayor que el de IU).

En el debate de investidura, Zapatero, sólo obtiene el voto en contra del grupo del PP ¿conspiración?. Sexto triunfo.

Pese a todo, como apuntaba Llamazares en su discurso, el PSOE se enfrenta a algo más que un mero traspaso de poderes en esta legislatura. Zapatero con los apoyos de los otros grupos tendrá que reconstruir muchas cosas destruidas por los "listos" del "no" que han "muerto matando" (es sólo una metáfora, que nadie se escandalice).

El PP va a tener un grave problema si no se da cuenta de que han sido más "tontos" de lo que se pensaban. Tendrán un problema si siguen tratando con condescendencia a este "tonto oficial" en el que han querido convertir a Zapatero porque el "tonto" les ha ganado casi todas las partidas; lo cual les deja en una posición algo más que "delicada". Ayer, Mariano Rajoy empezó ya a sugerir que ese Gobierno no aguantará. No se si lo diría creyéndoselo.

Lo de Zapatero seguirá seguramente como comenzó: Nadie se lo va a poner fácil. Muchas gentes aún piensan que su mayoría minoritaria le pone en una situación de fragilidad que hará la gestión gubernamental un infierno, probablemente tengan razón; no todo depende de él ni de su partido. No obstante, será el primero que tendrá que aprender que no se puede poner una vela a Dios y otra al diablo. No podrá apoyarse en las izquierdas jugando a aplicar políticas económicas de derecha, por ejemplo. Lo que le ha llevado a cosechar triunfo tras triunfo es apostar, jugarse el tipo, como cuando dijo que no intentaría formar gobierno si no era el partido más votado. Los de IU entonces se echaron las manos a la cabeza, y en parte con razón, pero ganó una vez más la apuesta y la perplejidad dominaba ayer los bancos azules. Quizá algunos ya han empezado a sospechar que el "tonto" no es tan tonto.

Ver la noticia en Indymedia con su correspondientes réplicas y puntuación
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

4 comentarios

seguros -

En caso de empate, el PP pierde.

Las últimas encuestas publicadas por varios medios de comunicación coinciden, algo que ocurre pocas veces. En esta ocasión, muestran que la carrera se ha igualado en los últimos meses, hasta el punto de vaticinar un empate técnico en el número de escaños, aunque el PSOE mantiene un margen de entre 2 puntos y medio y tres puntos con el PP.

En un hipotético escenario en el que PSOE y PP empataran a escaños está muy claro que sólo el PSOE conseguiría gobernar con la ayuda de IU y de los nacionalistas.
El “gol average”, digamos, beneficia al PSOE.

Ramón -

Pienso que efectivamente el PP ha logrado transmitir en ciertos temas la idea de que han logrado unos éxitos impecables, sobre todo en lo económico. Yo disiento un tanto de estos pues aunque es cierto que muchas personas han visto subir sus niveles de renta, y ciertamente no han sido únicamente sólo las más pudientes, es bien cierto que no se ha producido una redistribución de la riqueza. Algo que siempre "toca" cuando hay épocas de vacas gordas. Se ha hecho demagogia con ciertas cosas. En un determinado momento Aznar se congratulaba de haber logrado cifras económicas que eran mejores que las de, por ejemplo, Alemania. Lo cierto, es que se obvia que el estado del bienestar allí es más potente y la pobreza menor. Lo demás son cifras y cifras hay muchas. Felipe González dijo en su día que no pudo hacer política económica más social porque sólo podría haber repartido pobreza. Eso ya no es una excusa. Ha repartir tocan.

emilio -

vaya! cuantos emilios estamos por aquí?
hola que tal?

emilio -

estoy de acuerdo contigo.Zapatero ha llegado en el momento adecuado al lugar adecuado, cuando había mucha crispación él ha iniciado un discurso apaciguador. Luego, por unas circunstancias determinadas,se ha visto aupado a ganar las elecciones. Lo bueno de esto es que se ha evitado que se perpetúen en el poder siempre los mismos porque eso es malo para el estado, ¿Cuál es la 1ªempresa del Estado? R: la Administració, es la que más factura, todos quieren entrar a gobernar, todos se quieren repartir la tarta, hay mucho dinero a ganar.
Estas elecciones demuestran que la vida es muy cambiante y que España tiene muchos retos de estructura nacional a resolver.Vamos a ver como se desarrolla todo esto ya que el PP, en algunos temas, ha dejado el listón muy alto y esperemos que este país no tienda a desarrollar aquellos reinos de Taifas de nuestra historia anterior.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres