Blogia
El Especialista .Desde marzo de 2004.

Votando más allá de la estética

Votando más allá de la estética

Desde el comienzo este referendo está trucado por el reduccionismo y fuertemente marcado por la estética política (la verdadera política, esto lo sabían bien los situacionistas, está en las pautas vitales). Se nos ofrecen dos opciones, dos tristes opciones. Es curioso, sólo dos, para un mundo hipercomplejo, para un mundo etiquetado como global (sea lo que eso sea). Dos puertas en una llanura con un horizonte muy lejano, que mal.

Yo votaré si porque siempre he votado, no me he perdido ni unas solas elecciones. Creo que hay que usar las urnas casi en cualquier situación porque estas no se nos ponen al alcance de la mano con la frecuencia que debería. Votaré un si a África, un si a la reestructuración de las ayudas agrícolas que impidan que la Reina de Inglaterra sea la más beneficiada de toda Europa por ellas (en España lo es la Duquesa de Alba), un si a que Europa sea algo más que el barrio rico de un mundo desolado, un si a los estudiantes, un si a los trabajadores, un si a los jóvenes, un si a los ancianos, un si a los desamparados, un si a quitar las alambradas de espino que llevan a la muerte a miles de personas cada año, un si a una democracia más directa, un si a una Europa que desde la pluralidad tienda con rapidez a recortar las desigualdades sociales.

Mi si huye de ese reduccionismo que es la tabla de elementos imaginaria que conforman los partidos en la sección de nacional de los periódicos, mi si huye de la maldad pura de aquellos que son la voz de oscuros amos que estrangulan el mundo desde sus barrios burgueses, mi si huye del desánimo secreto -pero visible- de los que están instalados en la derrota como última y posible forma triunfo, mi si sólo entiende del internacionalismo y no quiere saber nada de aquellos que reivindican banderas reales o imaginarias, mi si es un si con memoria, que se sabe práctico, optimista, no utópico, y que tiene vocación de futuro; del único futuro posible. Mi si tendrá siniestros compañeros de viaje y tendrá que reflejarse en una triste papeleta que lleva impreso un oscuro "no".

Para los de las papeletas del si y del no:

Coherencia en las políticas agrícolas y de desarrollo: un mito. Discurso de Louise O. Fresco, Subdirectora General del Departamento de Agricultura de la FAO.

Hipocresía comercial de occidente. Johan Norberg.

El azúcar de la UE destruye los medios de vida de los pequeños productores africanos.

¿Qué fue de la globalización? por Guy Verhofstadt para www.elmundo.es.

Petición del Presidente de Honduras a la UE para que no suba sus aranceles.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

2 comentarios

El Especialista -

Si, eso es. Otra unión, y como es la primera vez que me preguntan pues hablo como me me dejan responder.

Nacho -

Esta es la bochornosa realidad. Lo que ocurre es que todos estos argumentos inciden en la cuestión de la política económica y comercial de la unión Europea, esto es, algo esplenamente vigente desde hace décadas al margen de la constitución. Entiendo entonces que no hablamos de la constitución en sí, la constitución no es el problema, el problema es la Unión misma.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres